Descubre los secretos del té y el mindfulness

té y mindfulness

En este artículo vas a encontrar:

  • Qué es el mindfulness
  • Cuáles son los beneficios del mindfulness
  • La práctica del mindfulness bebiendo té
  • Cómo catar el té con conciencia plena
  • Por último, te dejo un ejercicio de Mindfulness para que te animes a comenzar: «El té como cable a tierra».

El té y el mindfulness

El mindfulness podría definirse como prestar atención de manera consciente e intencional al presente con interés, curiosidad y aceptación. Es estar consciente de lo que hacemos sin juzgar, apegarse, o rechazar la experiencia.

Este concepto de “atención plena” se cree que tiene origen hace aproximadamente 2500 años en los sutras (discursos y aforismos) del budismo y del hinduismo, aunque también tiene influencia del taoísmo, el sufismo y las filosofías del yoga.

El monje vietnamita Thich Nhat Hanh (nacido en 1926) tiene el crédito, según los especialistas, de haber escrito el primer libro traducido al inglés sobre el mindfulness, llamado “El milagro del mindfulness”.

La propuesta del mindfulness es hacer todo con conciencia plena, viviendo en el presente. Hace uso de la introspección (como se hace en la meditación budista) para entender mejor la mente y establecer una conexión entre el cuerpo y la mente. 

Si tenemos nuestra mente llena de pensamientos de todo tipo, sin espacios en blanco, sentimos confusión, agobio, cansancio. La práctica de la conciencia plena nos permite generar espacios a donde aquietar la mente y leer nuestros pensamientos tomando distancia.

Los beneficios del té y el mindfulness

El mindfulness estimula el conocimiento de nuestras propias emociones, aumenta la sensación de felicidad y gratitud. Combinando el disfrute del té y el mindfulness sumamos los beneficios del té de regalarnos un momento de introspección, con un uso consciente de la atención.

Ya conocemos los beneficios y propiedades del té para la salud. Si sumamos a estos beneficios del té los del mindfulness, obtenemos un combo perfecto para combatir el estress, la falta de atención, el desánimo y la baja autoestima.

Es una práctica que ha demostrado con creces que fomenta el pensamiento creativo, aclara la mente, nos da tranquilidad y templanza para tomar mejores decisiones.

Además produce notables mejoras en la calidad del sueño, en la relación con las otras personas, en la claridad mental y en la concentración que, al fin y al cabo, provocan un aumento de la autoestima.

Está probado que la práctica de la conciencia plena favorece la neuroplasticidad, es decir, la generación de nuevas conexiones neuronales para la transmisión de información de forma más rápida y efectiva en nuestro cerebro.

Todos podemos crear nuevas neuronas y nuevas formas de pensar. Transformando nuestra forma de pensar podemos cambiar nuestra forma de actuar y dejar de reaccionar impulsivamente (en piloto automático) para pasar a decidir conscientemente.

El mindfulness nos invita a conocernos observando nuestros pensamientos y procesos internos.

En tiempos en que la tecnología ha ganado una gran parte de nuestra atención, la práctica de la conciencia plena nos permite «desconectar» del mundo electrónico y reconectar con nuestro interior.

Si vivimos plenamente, con pasión, con curiosidad, con entusiasmo y con humildad para seguir aprendiendo, vamos a lograr transformar nuestros impulsos en acciones conscientes.

Para eso necesitamos conocernos internamente, saber qué cosas despiertan nuestros impulsos, estar alerta ante las situaciones que los generan, y pasar a la acción. El mindfulness es una herramienta excelente para lograr esta transformación.

Neurológicamente, está comprobado que la práctica regular del mindfulness ayuda a segregar la hormona de crecimiento (HGH), que mantiene los tejidos del cuerpo sanos, activa el metabolismo, aumenta los niveles de energía y la masa muscular y mejora el estado de ánimo. 

También aumentan los niveles de oxitocina en sangre (la hormona de la compasión) que ayuda a reducir los niveles de cortisol, responsable del estrés y los malestares relacionados a éste.

El aumento de la oxitocina protege el sistema cardiovascular y ayuda a bajar los niveles de grasas en sangre.

La práctica del mindfulness bebiendo té

Todos podemos teorizar, pero como yo siempre digo en mis cursos, es necesario entrenar. Para todo es necesario practicar. Para convertirnos en expertos sommeliers, catadores, tea blenders o tea masters es necesario primero adquirir el conocimiento, pero luego hay que pasar a la acción y practicar, practicar y practicar.

Como cuando vamos al gimnasio… ¿recuerdan esta metáfora? El entrenador me indica una rutina de entrenamiento, me dice qué ejercicios hacer, cuántas repeticiones, etc, pero soy yo la que tengo que poner el cuerpo. Si yo no practico, no logro mis objetivos.

Con el té y el mindfulness sucede lo mismo: luego de aprender las técnicas para beber té con conciencia plena debemos lanzarnos a practicar. Ningún deportista de elite se mantiene en carrera si abandona el entrenamiento.

Nosotros tampoco debemos “dejar el entrenamiento” para mantener nuestro cuerpo y mente en armonía como una pieza musical. Debemos tener disciplina y tenacidad para no dejar de practicar, siempre con pasión y con alegría porque día a día vamos a mejorar.

“Lo importante no es ser mejor que otros, sino ser mejor que ayer”.

Jingoro Kano

Cómo catar el té con consciencia plena

Para mí catar té es una forma de meditación activa. Catar el té es una forma de mindfulness. Cuando hago una cata concentro toda mi atención en el estudio del té y me olvido del mundo. La cata me ayuda a desconectar del exterior, de los problemas, del ruido mental, y enfocarme con consciencia plena en lo que siento a través de los sentidos.

La cata es el proceso por el cual percibimos las propiedades organolépticas de un alimento y las describimos. Las propiedades organolépticas son las características físicas que tiene el té y que podemos percibir a través de los sentidos, como la textura, el color o el olor.

La cata del té es un proceso a través del cual buscamos identificar el aroma, el color, la forma, la textura, el gusto y otros atributos o cualidades del té y expresarlos con palabras.

Cuando hacemos una cata, todos los sentidos (el olfato, la vista, el oído, el gusto y el tacto) se ponen al servicio de la experiencia de catar.

Para realizar el análisis sensorial del té (lo que llamamos “cata”) necesitamos concentrarnos y poner plena atención en los estímulos que percibimos para poder captarlos e identificarlos (ponerles un nombre). Esto es el mindfulness en el té.

La cata técnica del té (que realizamos a nivel profesional) cuenta con una serie de pasos en los que analizamos diferentes atributos a del té, haciendo uso de los 5 sentidos:

  1. Identificar el té
  2. Examinar las hojas secas: análisis olfativo, visual y auditivo 
  3. Preparar el té.
  4. Equilibrar el licor
  5. Examinar las hojas humectadas: análisis olfativo y visual 
  6. Examinar el licor: análisis olfativo, visual y gustativo 

Catar el té con mindfulness consiste justamente en eso: poner plena consciencia en un objeto de meditación, que puede ser la respiración, una vela, o como en este caso: el té.

«Cuando veas, transfórmate en ojos.
Cuando oigas, toda tu consciencia
debe llegar a tus oidos.
Escuchando una canción o escuchando a los pájaros,
transfórmate en oídos.
Olvida todo lo demás, como si fueras sólo oídos.
Llega a los oídos con todo tu ser.
De esta manera, tus oídos llegarán a ser más sensibles.
Cuando estés contemplando algo, una flor
O un hermoso rostro o las estrellas, transfórmate en ojos.
Olvida todo lo demás,
como si el resto de tu cuerpo
hubiera abandonado la existencia
y tu conciencia fuera tas solo ojos.
Entonces esos ojos serán capaces de mirar
mucho más profundamente,
y tú llegarás a ser capaz
de mirar también lo invisible.”
Osho

Para realizar una cata técnica completa podemos invertir desde 30 minutos a 1 hora o más en cada té. En esta evaluación sensorial de té completa, para mí, es mucho más fácil lograr la abstracción de los pensamientos y enfocarme sólo en las percepciones (¡full mindfulness 😉!!!) Pero para esto es necesario tener bien internalizado el proceso de cata.

Si no conoces bien la metodología (los pasos y atributos que se deben evaluar) ahí entran en juego los pensamientos y pierde un poco el efecto “mindfulness”. Debemos tener la técnica de cata perfectamente mecanizada para que el proceso fluya naturalmente como el agua corre en un río.

Aquí les dejo la hoja de cata que diseñé para documentar los hallazgos de la cata.

Ejercicio de Mindfulness: El té como cable a tierra by Victoria Bisogno

Si no conoces aún la técnica de cata, te ofrezco una meditación que hago en pocos pasos y tiene un efecto sanador. Son los pasos básicos para que aprendas a realizar una cata simple con conciencia plena y así llevar el mindfulness a tu vida. ¡A practicar amigos!!!

  1. Comienzo buscando un lugar a donde esté tranquila. Me aseguro de no tener interrupciones: aviso a mi familia o compañeros de trabajo que no me interrumpan por 10 minutos. Apago los teléfonos y demás dispositivos electrónicos.
  2. Busco una mesa y la dejo vacía (no uso manteles, flores, ni ningún adorno).
  3. Coloco sobre la mesa todos los utensilios para preparar el té.
  4. Me siento a la mesa y rectifico mi postura.
  5. Cierro los ojos y me concentro en la respiración, inspirando profundamente y exhalando muy lentamente al menos 3 veces.
  6. Tomo aire una vez más y lo dejo salir lo más lentamente que pueda.
  7. Abro los ojos y comienzo a preparar el té.
  8. Observo cómo el agua cae dentro de mi taza.
  9. Me concentro en el reloj de arena y observo cómo pasa el tiempo.
  10. Una vez que el té está listo, lo tomo con mis dos manos y cierro los ojos.
  11. Me concentro unos segundos en observar las sensaciones que el té genera en mis manos. 
  12. Acerco la taza a la nariz y huelo con los ojos cerrados. Me concentro el el olor del té.
  13. Luego acerco la taza a la boca, aún con los ojos cerrados, y saboreo de mi té siempre concentrada en las sensaciones que despierta en mi.
  14. Salgo de la meditación inspirando profundamente y exhalando lentamente.

Té con leche, las mejores combinaciones

te con leche

¿Eres un aficionado del té con leche? ¿Te gustaría saber de que trata esta infusión? El té con leche es la infusión de la Camelia sinensis, con un agregado de leche. Este ingrediente extra que se le aporta permite que el sabor del té sea más suave, dulce y amigable para algunos paladares.

Sin embargo, con el tiempo, la particular tradición inglesa ha ido tomando múltiples formas. ¿Alguna vez te has puesto a pensar en todas las opciones que tienes para preparar esta sabrosa bebida? Existen muchas maneras diferentes. ¿Te animas a probar alguna de ellas?

Té negro con leche

Esta quizás sea la versión más clásica, o más conocida en occidente, de la preparación del té con leche. Ya sabemos que los ingleses son grandes aficionados al té y en particular, son amantes del té con leche. Dado que muchas personas en Inglaterra suelen preparar el té negro con agua hirviendo, obtienen como resultado un té fuerte y amargo que pide que le agreguen un chorrito de leche.

Así es como el té en general y el té con leche en particular tiene diversos momentos del día para ser consumido. Los más famosos en el reino Unido son el “Afternoon tea” y el “Five O’clock tea”.

El Afternoon tea consiste en tomar una infusión de Camellia sinensis durante la tarde con pequeños bocadillos dulces y salados. Esta costumbre se hizo popular gracias a Anna, la duquesa de Bedford, quién entre las largas horas entre el almuerzo y la cena, sentía hambre.

Fue así que pidió que se le adelantara la tetera de luego de cenar, con algo de comida, logrando así poner de moda esta costumbre. Por otro lado, el té de las 5 o “Five O’clock tea” es un servicio de té menos protocolar, que la Reina Victoria logró popularizar, por lo que dicen que durante su reinado, a las “five o’clock” todo el mundo se juntaba a tomar el té como ella.

Té Matcha con leche

Probablemente todos alguna vez hemos probado el té con leche, sin embargo en los últimos años se ha vuelto muy popular el té verde Matcha preparado con leche, también conocido como “Matcha latte”.

El té Matcha es un té verde en polvo que si bien tradicionalmente se prepara batido con agua, también se puede mezclar con leche. Esta es una excelente opción para comenzar tus mañanas, ya que aporta los antioxidantes, vitaminas y toda la energía necesaria para comenzar tu día.

Esta opción súper versátil, te dejará encantado ya que es ideal para tomar caliente en las frías mañanas de invierno o helado en las calurosas tardes de verano. También se puede endulzar con azúcar, Stevia, miel o simplemente tomarlo solo. ¡Depende de tu gusto!

Té verde con leche de avena

Si no consumes lácteos habitualmente pero disfrutas del sabor que ofrece la combinación del té con la leche, entonces, la leche de avena es ideal para ti.

El té verde es una infusión que por sus características sensoriales suele beberse sin ningún tipo de agregados; sin embargo el té verde Matcha es un gran aliado de la leche.

¿Alguna vez se te ha ocurrido tomarlo con leche de avena? Esta es una opción sumamente saludable, no solo por los antioxidantes que el té Matcha le aporta, sino también por los muchos beneficios que la avena le añade a esta preparación. ¡Te aseguro que no extrañarás la leche de origen animal!.

Té Chai con leche

Otra sabrosa opción para preparar té con leche es el famoso Té Chai o Masala Chai. Ésta es una bebida típica de la India, preparada con un té negro con especias como canela, clavo de olor, pimienta, cardamomo, infusionado en agua con leche. Seguramente has oído hablar de él y de las distintas combinaciones que se pueden hacer para beberlo. Cada tea blender tiene su mezcla personal, siempre con el mismo estilo.

Esta delicia, es consumida popularmente en las calles del país asiático, en pequeños cuencos de arcilla llamados “Kulhar”. Tiene la particularidad de ser muy intenso gracias a las especias que lo componen y al té negro que se utiliza como base de la mezcla, pero a su vez, es sumamente amable y agradable al paladar, por las características que la leche le aporta. Ésta lo suaviza y le agrega una textura mucho más sedosa. Entonces, ya sabes, si eres un amante del té con leche, ¡no puedes dejar de probar esta riquísima opción!

Té rojo con leche y té negro con leche ¿Son lo mismo?

Esta es la pregunta que todo amante del té se ha hecho alguna vez y hoy conocerás la respuesta.

Existen algunas confusiones sobre este tema. En la mayoría de los países occidentales llamamos “té negro” a lo que en China se conoce como “té rojo”. Si bien tienen diferente nombre, son el mismo tipo de té, es decir, un té con 100% de nivel de oxidación. Sin embargo, si viajamos al país oriental y pedimos un “té negro”, no nos darán la clásica infusión que todos conocemos, sino que nos ofrecerán un té fermentado conocido como Dark Tea.

Entonces, la respuesta a nuestra pregunta es: ¡Sí! El té rojo y el té negro con leche son lo mismo: un té con un nivel de oxidación del 100% con leche agregada. La diferencia radica en el nombre y cómo es conocido en cada parte del mundo. Es simplemente una etiqueta utilizada para identificar al mismo tipo de té. Sin embargo, no debemos confundirlo con el Dark Tea. Y si algún día viajas a China y quieres tomar la tradicional infusión inglesa ¡No olvides pedirlo como té rojo!

Descubre los tipos de leches vegetales para hacer tu té:

Si no quieres consumir leche de vaca u oveja, existen muchos tipos de leche vegetal que te pueden ayudar a reemplazar la leche animal: leche de arroz, leche de coco, leche de garbanzos, leche de quínoa, leche de avellanas, etc. Por eso hoy compartimos 3 opciones sanas, ricas y que no te harán extrañar para nada la tradicional leche de vaca.

-Té con leche de soja: Esta preparación se puede lograr a partir de soja y agua, y es una opción muy amigable para aquellos que no quieren o no pueden consumir leche de origen animal. Esta bebida de fácil digestión y fuente de proteínas, vitaminas y aminoácidos esenciales, hará de tu té con leche una opción más liviana y saludable.

-Té con leche de almendras: Te has preguntado ¿Cómo se obtiene la leche de almendras? Éste es un preparado que se logra mezclando almendras molidas con agua. Si bien es una bebida con más contenido de azucares que la leche de soja, esta leche vegetal es un excelente proveedor de potasio, calcio, vitaminas y minerales, no contiene lactosa y ayuda a controlar el colesterol malo. ¡Agregar leche de almendras a tu infusión, sin dudas hará que tu té con leche sea una explosión de sabor!

-Té con leche de avena: Esta última es una opción saludable que nos ayuda a prevenir el envejecimiento, fortalece los huesos y los músculos, ayuda a prevenir problemas hormonales como la tiroides, reduce el azúcar en sangre y ayuda a regularizar los intestinos. Podemos obtenerla a partir de la mezcla de avena con agua.

¿Por donde empiezo para preparar mi té con leche?

Lo primero que debes hacer es elegir el tipo de té ideal para la ocasión. ¿Quieres una bebida caliente y reconfortante? ¿Será para compartir entre amigos? ¿O prefieres algo rápido y refrescante para beber de camino al trabajo? Una vez que tengas en mente qué tipo de té preparar ¡puedes empezar!

¿Cómo preparar el té con leche?

Si quieres preparar el clásico té con lecheal estilo inglés, no debes tener miedo, ya que es realmente muy fácil y práctico de hacer. Lo primero que debes tener en cuenta es tener todos los utensilios necesarios: Té negro, leche, agua caliente entre 75º y 90º C., una taza, infusor, termómetro, una cuchara medidora para el té y una cucharita para revolver.

Pasos para hacer un buen té con leche

  1. Para preparar té con leche lo primero que debes hacer es calentar el agua entre 75º y 90º C. Atención: ¡no utilizar agua hirviendo, ya que se pueden quemar las hebras del té y éste sale muy amargo!
  2. Colocar agua hasta la mitad de la taza y dejar que ésta absorba el calor. Luego desechar el agua. De esta forma, cuando coloquemos el agua para el té, no disminuirá la temperatura de la misma. 
  3. Colocar una cucharita de hebras de té negro dentro del infusor y luego lo ponerlo dentro de la taza. Agregar el agua caliente sobre las hebras prestando especial atención a que se humedezcan todas las hojas.
  4. Dejar reposar entre 3 y 4 minutos y retir las hebras.
  5. Por último añadir un poco de leche (a gusto), revolver para que se integre bien y ¡Listo! Si quieres puedes endulzarlo o simplemente tomarlo así. Solo debes agregar la cantidad justa de leche, para darle la cremosidad necesaria el té, sin invadirlo demasiado.

Espero que esta info te resulte interesante. Si tienes preguntas o ideas para compartir, esperamos tus comentarios en nuestras redes sociales en @elclubdelte

Cata de Té Japonés

cata de té japones

En la cata de té japonés te proponemos sumergirnos en la cultura del Sol Naciente, una oportunidad única para descubrir las principales variedades de té japonés.

Durante la primera parte del encuentro, recorreremos las características del té japonés, su historia, regiones productoras, clima, relieve y formas de preparación. Te develaremos el por qué de su fama y las formas de reconocer un té japonés de calidad.

En la parte práctica, tendremos la oportunidad de experimentar la cata de los tés más importantes de Japón. Como siempre, realizaremos una cuidada selección de la más alta calidad para disfrutar de todo el abanico de sensaciones que nos ofrecen los tés del país Nipón.

No es necesario tener conocimientos previos. Sólo con reserva anticipada.

Cata de Té Japonés

La Leyenda Japonesa del Descubrimiento del Té

Cuenta la leyenda, que en el año 520 d.C. Bodhidharma, el vigésimo octavo patriarca del budismo y fundador de la forma de budismo zen o chán, viajó desde la India a China para predicar el budismo, sentándose frente a una pared para meditar durante nueve años. Pero un día se quedó dormido, y cuando despertó, enfureciéndose por haber cedido al sueño, se cortó los párpados arrojándolos al piso. De ahí creció una planta que luego serviría como medicina: el té.

Ni bien se descubrieron las virtudes medicinales del té en Japón, los primeros cultivos fueron destinados mayormente a estos fines, para más tarde comenzar a beberse de forma regular. Hoy el té en Japón es símbolo de su cultura y tradiciones. Te invitamos a descubrirlas en nuestra cata de té japonés.

La Producción de Té Japonés

En la actualidad, Japón se posiciona como el noveno productor de té del mundo. Sus principales zonas productoras son: Tokio (alrededores del Monte Fuji), Shizuoka, Kagoshima, Okabe y Uji.

La primera cosecha del té comienza entre abril y mayo (primavera), la segunda en junio (verano), la tercera en julio y la última se realiza en septiembre (otoño).

Aunque al principio la cosecha se realizaba a mano, hoy casi todas las plantaciones cosechan sus hojas con máquinas, lo cual permite que, junto con el proceso de fijación por escaldado, los tés japoneses tengan un sabor característico, con notas vegetales. Estos tés suelen ser más astringentes y menos dulces que los tés chinos, aunque algunos son intensamente dulces y tienen gusto a umami.

En Japón se produce mayormente té verde, pero cada vez más los pequeños productores elaboran tés negros.

Video: El significado del Té en Japón

Yunnan Black Gold

Variedades de té - Golden-Yunnan

Origen: Yunnan, China

Forma de preparación:

80º – 95º / 2 a 3 minutos de infusión

Perfil sensorial:

famoso por sus brotes dorados (como su nombre lo indica), este té de cuerpo liviano a medio y sabor complejo se caracteriza por evocar notas dulces como cacao, vainilla, damascos, zanahorias acarameladas y batata (boniato) al horno.

Su licor se destaca por su color marrón claro como la miel tostada. Además, si eres de los que no disfrutan mucho de la astringencia en boca, este té será ideal para ti porque esta sensación táctil en el Yunnan Black Gold es casi nula.

¡Un verdadero lujo para el paladar!

Recomendación:

Si lo tuyo son los tés poco astringentes, de sabor complejo y definido pero suave a la vez, éste será de tus favoritos.

Es un té que se adapta a cualquier momento del día: puedes beberlo en ayunas, en el desayuno, a media mañana, durante la tarde y con las comidas.

El compañero ideal para este té es la pastelería dulce, pero también marida muy bien con quesos, fiambres, pastas y tartas especiadas. ¡Una excelente opción para aficionados y conocedores! Te invitamos a descubrir más sobre este té en la cata de té negro.

Edulcorantes naturales para el té

¿Es correcto endulzar el té? Esta es una pregunta que siempre me hacen…En este artículo vamos a descubrir algunas alternativas naturales al azúcar y aprender a elegir conscientemente.

¿Es correcto endulzar el té?

A la hora de disfrutar de una taza de té, muchas veces surge esta pregunta: ¿Se puede endulzar el té?

Si bien en las catas técnicas en El Club no utilizamos ningún tipo de aditivo para así poder apreciar esta bebida milenaria en su mayor expresión (sin nada que modifique su perfil sensorial), cuando vamos un tomar un té por “placer”, el panorama es diferente.

Desde el olfato hasta el gusto, en la cata técnica del té participan todos los sentidos. La experiencia de cata consta en analizar diversos aspectos, entre los cuales se encuentran atributos de calidad directamente relacionados con su estado de conservación, o con la presencia o ausencia de defectos.

Entonces, si al té le agregamos azúcar u otro endulzante, esto no nos permitiría apreciarlo correctamente ya que podría “disfrazar” muchas de sus características.

En cambio, si el objetivo es simplemente disfrutar de una taza dé en la comodidad de tu casa o en un encuentro con amigos y sin fines técnicos, los agregados están siempre permitidos.

Como siempre, lo importante es pasar un buen momento y elegir el té que más nos guste y cómo nos guste. Pero, ¿cómo endulzar el té? Para eso, existe un sinfín de posibilidades que vamos a ver a continuación: desde la clásica cucharadita de azúcar, hasta alternativas más saludables y naturales u opciones más artificiales.

La alternativa natural al azúcar

Por lo general, cuando hablamos del dulzor de un alimento lo relacionamos directamente con el azúcar, un endulzante de origen natural obtenido a partir de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera mediante procedimientos industriales. De este endulzante existen diferentes tipos:

  • Azúcar blanca: para el proceso de refinado del azúcar blanca se requiere de sustancias químicas como el ácido fosfórico. Es por eso que se debate mucho sobre sus posibles efectos perjudiciales para la salud. 
  • Azúcar morena: el azúcar morena o negra es azúcar refinada con un agregado de melaza. En algunas ocasiones también puede incluir colorantes.
  • Azúcar mascabo: aunque su color es similar al del azúcar morena, es una opción más natural (obviamente, siempre que se consuma con moderación) ya que no contiene aditivos. Al ser un alimento no refinado, conserva sus nutrientes.

Sin embargo, hoy en día existen muchos estudios y documentaciones que recomiendan la eliminación de este producto de la dieta o, al menos, la sustitución del azúcar blanca refinada por edulcorantes naturales.

Entre sus fundamentos, remarcan que la primera solamente aporta calorías sin ningún contenido nutricional, es decir “vacías”: ausentes de vitaminas y minerales.

¿Qué son los edulcorantes naturales?

Se denominan edulcorantes naturales a los productos que tienen origen en la naturaleza y no son químicos producidos en fábricas o laboratorios: surgen de plantas o son sintetizados por animales, como es el caso de las abejas y la miel.

Si bien la gran mayoría de ellos tiene un alto valor calórico (como es el caso de la miel) también hay algunos de bajo valor calórico como la Stevia y que incluyen diferentes beneficios para la salud.

A continuación, descubre todos los beneficios de los edulcorantes naturales

Algunos de los tipos de edulcorantes más comunes

Entre los sustitutos naturales, estos son los más populares y, como decíamos, cada uno cuenta con diferentes beneficios:

  • El té con miel de abeja: además de ser delicioso, el té con miel es perfecto para alivianar los síntomas del dolor de garganta. La miel cruda o la miel manuka son de las mejores.
  • El té con estevia: es de los sustitutos naturales más populares. Se extrae de una planta llamada Stevia rebaudiana, no contiene fructosa y siempre se recomienda elegir la hoja de estevia molida. Para endulzar el té, hay que tener en cuenta que se estima que tiene un poder edulcorante 100 veces más potente que el azúcar.
  • El té con panela: se elabora a partir del jugo extraído de la caña de azúcar. Al no pasar por procesos químicos ni contar con aditivos o conservantes, es considerado el más puro de todos los azúcares.
  • El té con sirope de yacón: es muy elegido por sus propiedades nutricionales y medicinales. El yacón es un alimento originario de América del Sur, utilizado desde la antigüedad por sus propiedades.
  • El té con sirope de arce: el sirope o jarabe de arce es un dulce fabricado a partir de la savia del arce azucarero, arce rojo o del arce negro, como también de otras especies de esta planta.
  • El té con melaza: también es conocida como miel de caña; su color es más oscuro y el sabor más intenso que la de abeja. Es muy nutritiva y rica en calcio, hierro y potasio, entre otras propiedades.

Respecto a los edulcorantes artificiales, los más conocidos son la sacarina y el aspartamo: su poder edulcorante es mayor que el del azúcar, por lo que se necesitan menos cantidades para endulzar una bebida o comida.

Es hora de olvidar a los edulcorantes artificiales

Así como sucede con el resto de los alimentos, la elección de qué ingerimos día a día dependerá de cada uno y en el mercado hay todo tipo de opciones.


Si bien el valor calórico de los edulcorantes artificiales es mucho menor que el azúcar o sus sustitutos naturales, lo que generalmente lo convierte en una alternativa atractiva, no por eso es más saludable.

Básicamente, no contiene los nutrientes naturales del azúcar y, como su nombre lo define, es un producto artificial.

Por eso, la pregunta es: ¿Realmente queremos incorporar a nuestro organismo productos que, en definitiva, fueron elaborados en un laboratorio o bajo un sinfín de procesos industriales? Si la respuesta es no, los sustitutos naturales al azúcar son una opción válida.

Por qué debemos sustituir el azúcar?

Según remarca la Organización Mundial de la Salud, el azúcar no debe aportar más del 10% de las calorías diarias tanto en niños como en adultos.

Es decir, para una dieta de 2.000 calorías (la idónea para un adulto sano), este porcentaje representa unos 50 gramos de azúcar, el equivalente a unas 12 cucharadas de café. Pero si bien señala como tolerable estos 50 gr. al día, aconseja un máximo de 25 gr. Es decir, la mitad. 

Entonces, si se sigue el consejo de la OMS, es muy probablemente que la mayoría de las personas deban hacer un ajuste en su alimentación.

Es ahí donde aparecen los endulzantes naturales sobre los cuales hablamos como una alternativa frente al azúcar blanca. Pero ojo, porque aunque estos endulzantes sean más saludables, no dejan de ser azúcar, con lo cual siempre es necesario moderar su consumo.

¿Cómo sustituir el azúcar?

Tanto para el té como para todo tipo de preparaciones dulces, la realidad es que el azúcar siempre fue considerado el endulzante por excelencia.

Si durante años sólo se tuvo esta opción como válida, para sustituirla -ya sea por endulzantes naturales o artificiales- es cuestión de cambiar hábitos. Y eso lleva tiempo.

Por eso, siempre la clave es comenzar de a poco y elegir conscientemente qué combustible queremos darle a nuestro cuerpo.

Una buena manera es plantearse cambios lentos: un día, prueba en ponerle menos cantidad de azúcar; a la semana siguiente, reemplazalo por miel y así sucesivamente hasta dar con el endulzante y la cantidad que permita disfrutar del té de la mejor manera posible.

Y por supuesto, en el mundo del té, si sabes prepararlo correctamente, habrás notado que no necesitas agregarle azúcar, ya que solo, solito, solísimo el té es exquisito! 🙂

El gran MITO del té derribado por las Neurociencias

El gran “mito” que existe en el mundo del té se fue creando por el hecho de que algunas personas afirman que es necesario tener una nariz especial para catar el té o para crear tea blends.

“Saber qué se puede, querer que se pueda, quitarse los miedos, sacarlos afuera”.
Color Esperanza
Diego Torres, letra de Coti Sorokin

El gran MITO del té

El gran mito del té fue creado por personas afirman que es necesario tener una «nariz especial» para catar el té o para crear tea blends. Sostienen que han nacido con «un olfato especial» que les permite identificar aromas de una manera extraordinaria. Yo me pregunto: ¿Los miles de catadores de té del mundo tienen un «olfato especial»? ¿Tiene mérito nacer con una determinada carga genética? ¿Es eso suficiente o necesario para convertirse en un profesional del té? Por suerte existe la ciencia, y en particular las “neurociencias” que nos van a ayudar a derribar este infundado mito.

¿Qué son las neurociencias?

¿es verdadero el viejo mito del té?

Las neurociencias son un conjunto de disciplinas científicas que estudian la estructura, el funcionamiento, la bioquímica, la patología, las interacciones y el desarrollo del sistema nervioso.

La función principal de las neurociencias es encontrar una explicación al funcionamiento de las células nerviosas que se encargan de generar las conductas humanas, y cómo estas células están influidas por el medio ambiente que rodea a las personas.

En este artículo te voy a contar cómo las neurociencias demuestran que tú puedes convertirte en un catador de té (y que es un mito que sólo algunas personas privilegiadas puedan hacerlo).

Existen numerosas investigaciones en esta rama de la ciencia que demuestran cómo funciona nuestro cerebro, cómo aprende y cómo nuestras conductas pueden modificar el funcionamiento y hasta la fisiología del cerebro. Las emociones y las sensaciones están directamente relacionadas con los procesos que ocurren en el cerebro.

El conocimiento de las neurociencias para derribar el mito

¿existe el mito del té sobre el olfato?

El hecho de oler o saborear un té, aunque parece muy simple, utiliza en realidad una estructura compleja en nuestro organismo formada no sólo por los sentidos receptores de los estímulos del exterior, sino por la poderosa maquinaria de análisis y procesamiento que es nuestro cerebro.

Durante toda la vida nuestro cerebro va creando diferentes conexiones (nuevas sinapsis) que se activan por determinados procesos mentales o estímulos del exterior, es lo que estudian (en parte) las neurociencias. Esto ocurre porque el cerebro es materia, es un órgano de nuestro cuerpo.

Está demostrado que el ejercicio mental, como el estudio, el aprendizaje o el entrenamiento en nuevas disciplinas, hace que el cerebro cree nuevas neuronas y nuevas conexiones neuronales, manteniéndose joven y aprendiendo también a destrabar ese mecanismo vicioso en el que las respuestas a estímulos son sólo una aproximación a la realidad, una rápida selección de lo más parecido que encuentra a la señal para ahorrar energía. Esta información aportada por las neurociencias arroja un halo de luz sobre el gran mito del té preexistente.

Con esto se demuestra que para aprender a catar el té de forma profesional no es necesario tener talentos innatos (el mito del té), sino que con un entrenamiento profesional y práctica constante cualquier persona podrá entrenar su cerebro para realizar catas de té de forma profesional y disfrutar plenamente de todas las experiencias sensoriales que nos ofrece el té. 

Esto significa que el aprendizaje y la práctica constante son una herramienta fundamental para el entrenamiento y el desarrollo de la percepción, así como para la generación y alimentación de la memoria sensorial, y, por consiguiente, para mejorar en la experiencia de la cata. No es verdad que es necesario tener una nariz especial para catar el té o para crear tea blends. Este mito del té ha sido posiblemente creado para desalentar a los emprendedores y así minimizar la competencia, pero ahora sabemos gracias a las neurociencias que carece de todo fundamento científico.

el mito del té: hay que tener un olfato especial

Desde el año 2009 he entrenado catadores de té, y la mayoría de ellos vienen a mis cursos sin esperanza, con la convicción de que serán observadores en vez de protagonistas. Casi todos ellos terminan el curso no sólo sabiendo catar, sino con un sentimiento de euforia, con la autoestima renovada y con muchas ganas de seguir perfeccionándose porque descubren que con estudio, entrenamiento y empeño logran superar sus miedos y superarse a sí mismos. Y si no me crees mira lo que dicen nuestros alumnos! 😃

¡No te dejes amedrentar ni por el fracaso propio, ni por los que a veces desalientan a los valientes que se animan a intentarlo! Muchas veces lo que sucede con los que fallan es que no todos tienen la tenacidad para recorrer el camino del conocimiento y de la perseverancia para transformarse a sí mismos y convertirse en catadores de té. 

Así que, querido #tealover, sólo de ti depende convertirte en un buen catador de té. ¡Prepárate para un gran descubrimiento!

Fragmento del libro “La Cata del Té” de Victoria Bisogno

Cata de Té Matcha

En la cata de té matcha descubriremos las distintas maneras de utilizar este tipo de té en infusión y como ingrediente en la pastelería.

Realizaremos la comparación de los distintos cultivares del té verde en polvo y la cata de té matcha en sus distintas versiones: saborizado, frío y caliente.

El evento consta de una introducción teórica en la que nos sumergiremos en la historia de este té, su origen y sus distintas formas de preparación, y una parte práctica que incluye la cata guiada de diferentes tipos de té matcha. Finalizaremos el encuentro con un maridaje especialmente preparado para la ocasión.

La cata de té matcha es una oportunidad única para navegar entre las sorprendentes variedades de este exquisito té, no te la pierdas!

No es necesario tener conocimientos previos. Reservas solo por venta anticipada.

¿Que es el Té Matcha? 

El Matcha es un té verde de origen chino, aunque muchas personas lo conocen por su relación con la cultura japonesa. Comenzó́ a beberse en China durante la dinastía Song (960-1279). Los japoneses aprendieron sobre el té a través de los chinos durante ese período. Muchos viajaron a China y llevaron de regreso a Japón esta variedad de té, que se convirtió́ en un elemento importante de la ceremonia japonesa del té, Chanoyu.

A diferencia del resto de los tés, el Matcha tiene la particularidad de que sus hojas están molidas en forma de un fino polvo y por lo tanto su preparación requiere de un procedimiento diferente al convencional: la forma tradicional de preparar el té en polvo matcha es depositarlo en un bowl llamado chawan al que se le agrega agua caliente y se lo emulsiona con un batidor de bamboo, chasen, hasta adquirir una apariencia espumosa.

Existen formas más modernas de utilizar el matcha: en batidos, en helados y también como ingrediente en la preparación de galletas, budines, flanes, trufas, etc.

La historia del Té Matcha

Se cree que fue el monje Eisai Myoan quien introdujo en Japón la forma de preparación del té moliendo las hojas en forma de fino polvo. Los monjes budistas japoneses que estudiaban en China volvían a su país de origen con el conocimiento del té matcha. Para beber este tipo de té, era necesario batirlo en agua caliente. Esta infusión ayudaba a los monjes budistas a relajarse y concentrarse para sus largas meditaciones.

Unos años más tarde, en 1211, Eisai Myoan escribió́ el libro “Virtudes saludables del té” a donde dijo “el té es un elixir para la conservación de la salud cuando se alcanza una edad avanzada, así como un excelente medio para prolongar la vida”.

Hoy, el té verde en polvo matcha se conoce en todo el mundo por su uso en la ceremonia japonesa del té, Chanoyu, y por sus diversas aplicaciones en la gastronomía.

Video: Uso del Té Matcha

Cata de Té Verde

Cata de Té Verde

La cata de té verde es un encuentro en el que te invitamos a descubrir esta reconocida variedad, a través de la degustación de tés de distinto origen y el análisis de cada una de sus particularidades.

Luego de una presentación audiovisual, realizaremos la cata de té verde en la que potenciaremos nuestros sentidos para descubrir un amplio abanico de aromas y sabores de distintas regiones productoras.

El té verde se produce actualmente en muchos países del mundo, aunque los más clásicos tienen su origen en China  y Japón.

En general, este tipo de té es mucho más suave y liviano que el té negro, pero más intenso y con más cuerpo que el té blanco. Sin embargo, algunos países elaboran té verde de características únicas.

El té verde es mundialmente conocido por su composición química que aporta importantes beneficios para la salud. Ha sido un tema de estudio de médicos y químicos durante años, y hoy se lo utiliza incluso en productos de cosmética para la belleza.

No es necesario tener conocimientos previos. Solo se aceptan reservas anticipadas.

Variedades de Té Verde

Dentro del universo del té verde encontramos diferentes variedades de diverso origen, lo cual influye directamente en las características organolépticas de este tipo de té. Los países con mayor producción de este tipo de té son China y Japón.

Los tés verdes chinos son más suaves, dulces, aromáticos y delicados que los de Japón y se caracterizan, en general, por ser livianos y por tener sutiles notas a vegetales cocidos y a nueces tostadas. Por ejemplo, el Lung Ching (conocido como el “champagne del té verde”), el Maofeng y el Gunpowder.

Los tés verdes japoneses son más intensos y astringentes, y en su experiencia sensorial predominan las notas a vegetales crudos, algas y limón. Ejemplos de éstos son el Sencha, el Bancha y el Gyokuro.

¿Cómo preparar el Té Verde?

Para una correcta preparación del té verde al estilo occidental, te recomendamos utilizar el agua a una temperatura de entre 70°C y 80°C e infusionar las hebras entre 1 y 2 minutos, dependiendo del té.

Maridaje para el Té Verde

Algunas personas creen que el té sólo se puede beber acompañado de comida dulce, como scones, tortas, masitas… Sin embargo, también es un gran compañero de la comida salada: anímate a probar el té verde con sushi, salteados de arroz y vegetales, o con quesos.

Video: Té Verde en el Desayuno

Cata de Té Puerh

cata de té puer

En la cata de té puerh (también llamado pu-erh) descubriremos los efectos del paso del tiempo en tés de distintas añadas.

El té puerh es el que ha atravesado una etapa de fermentación post-producción. Al igual que ocurre con algunos vinos y destilados, el paso del tiempo mejora las características sensoriales de algunos tipos de té, como el puerh y el hei cha (ambos de origen chino).

Su perfil aromático y gustativo es totalmente diferente de los demás tés. Puede presentar aromas terrosos, a polvo y hasta a humedad. Avanzando sobre estos aromas y sabores que atacan los sentidos, podemos descubrir interesantes notas a frutas pasas que se acentúan con los años.

La cata de té puerh consta de una presentación audiovisual a modo de introducción, y una parte práctica en la que realizaremos el análisis sensorial de tés con distinto nivel de añejamiento.

cata de té puer

Propiedades Y Beneficios del Té Puerh

El puerh, como todas las variedades de té, aportan numerosos beneficios para el organismo, aunque sin duda el que más se destaca es el efecto adelgazante o como suelen llamarlo comúnmente “efecto devorador de grasas”, provocado por la aceleración del metabolismo.

Este té también posee propiedades digestivas, ya que estimula las secreciones gástricas y favorece el funcionamiento hepático. Además, es una gran aliado contra el colesterol, al tiempo que funciona como estimulante, ayudando a levantar el ánimo y mejorando el humor.

Por último y no menos importante, el puerh protege el sistema inmunitario, aumenta las defensas y evita las infecciones.

La historia del Té Puerh

Originalmente, estos tés eran elaborados para ser transportados a las periferias de China, en particular a las muy áridas regiones de Tíbet y Mongolia, donde la gente local dependía del té por su valor nutricional.

El viaje era muy lento y largo, y como el té era almacenado por largos períodos en condiciones que a veces eran frías y húmedas y otras, cálidas, el té absorbió humedad, y eso, junto a los microorganismos presentes en el té, produjo en él un cambio químico. Entonces, la apariencia, color, sabor, aroma y química del té gradualmente cambió con el tiempo.

En 2009 los puerhs ganaron la denominación Identidad Geográfica Protegida, lo que significa que para llamar a un té “puerh” debe estar elaborado con las hojas y brotes de la planta de té variedad assámica de hoja grande y árboles de té antiguos que crecen al sur de la provincia de Yunnan, China; debe estar elaborado en esta misma región, y debe ser producido usando un método aceptado.

Es importante aclarar que muchos libros y artículos mencionan al puerh como “té rojo”, lo cual es un error. El té rojo es el que en Occidente conocemos como “té negro”. En China a nuestro té negro lo llaman “té rojo”. Al puerh en China se lo conoce con ese nombre o como “té negro” y debemos traducirlo como “dark tea”.

Té fermentado

En los últimos años el puerh ganó popularidad en el mundo occidental debido a su bajo contenido en cafeína y a sus propiedades para eliminar grasa y bajar de peso. Éstas se dan precisamente gracias al proceso de fermentación que sufre este tipo de té.

Es importante aclarar que la fermentación es un proceso diferente de la oxidación. En la fermentación intervienen microorganismos vivos que actúan en el té, mientras que en la oxidación (como se da en el proceso de elaboración del té negro y del oolong) solo actúa el oxígeno sobre los flavonoides.

Este proceso dará una robustez sensorial diferente a la de los demás tipos de tés. Te invitamos a descubrir más en la cata de té puerh!

Variedades del Té Puerh

Existen dos tipos de puerh: el crudo y el cocido (también llamados verde y maduro respectivamente).

El puerh crudo está elaborado con el método tradicional y tiene la particularidad de que, luego de darle la forma deseada (se puede comprimir el té en ladrillos o dejarlo en hebras sueltas), se lo almacena en condiciones controladas de temperatura y humedad por un mínimo de 5 años y, a veces, hasta 60 a 70 años o más.

El puerh cocido, en cambio, se elabora con un método más moderno que trata de conseguir un perfil sensorial similar en el té, pero sin tener que esperar mucho tiempo a que se desarrolle. En lugar de hacer pasar por vapor el té verde fabricado, se lo pulveriza con agua y se apila el té mojado por 5 días en condiciones cálidas y húmedas. Este proceso provoca inmediatamente una fermentación bacterial y hace que cambie el carácter del té muy rápido. Finalmente se lo deja suelto (en hebras) o se lo comprime en ladrillos del mismo modo que para los puerhs crudos.

Si quieres conocer más, ven a nuestra cata de té puerh!

¿Cómo preparar el Té Puerh?

Para una correcta preparación del puerh cocido, recomendamos utilizar agua a 95º de temperatura. El tiempo de infusión puede variar de 1 a 5 minutos, según la intensidad del licor que busquemos. Se pueden repetir las infusiones de 6 a 10 veces.

En el caso del puerh crudo, recomendamos tener en cuenta las temperaturas y tiempos de infusión que se detallan a continuación:

  • 1ra infusión: 80 °C – 1 minuto
  • 2da infusión: 70 °C – 1 minuto
  • 3ra infusión: 70 °C – 1 minuto
  • 4ta infusión: 70 °C – 1 minuto
  • 
5ta infusión: 70 °C – 1 a 2 minutos

Si se trata de un té comprimido, no importa cual sea la variedad, sugerimos enjuagar las hebras antes de realizar la infusión. En la cata de té puer te explicaremos en detalles cómo prepararlo.

Maridaje para el Té Puerh

El té puerh es una de las variedades que encuentra mejor maridaje con la comida salada, ya que es combina muy bien con alimentos especiados, aceitosos y grasosos, a diferencia de otros tipos de té que son más delicados para dichas comidas.

En cuanto al maridaje dulce, recomendamos acompañar este té con chocolate en sus diferentes formas.

Video: Los Tipos de Té

Cata de Té de la India

Cata de té de la India

En la cata de té de la India vamos a sumergirnos en la cultura de este místico país, segundo productor de té a nivel mundial detrás de China. Hablaremos su geografía y clima tan propicios para la producción de la Camellia sinensis, la planta que le da origen al té.

Mediante una presentación audiovisual, realizaremos un viaje virtual por la India, sus principales regiones productoras, y descubriremos sus costumbres en torno al té.

La cata de té de la India también tiene una parte práctica, en la que los asistentes participarán de la cata guiada de tés en hebras de alta calidad con el fin de descubrir sus particularidades sensoriales como aroma, textura y sabor.

No es necesario tener conocimientos previos. Sólo se aceptan reservas anticipadas.

10060418 – traditional indian woman covered her face

La Leyenda del descubrimiento de Té en La India

Una antigua leyenda cuenta que en el año 500 después de Cristo, el faquir Dharma hizo el voto de mantenerse despierto, sentado debajo de un árbol, durante 7 años.

Sin embargo, luego de 5 años de contemplación espiritual sintió que ya no lograría vencer el sueño. Desesperado, viendo que no lograría cumplir su promesa, arrancó unas ramas de aquel árbol y comenzó a masticar sus hojas. Inmediatamente sintió un efecto estimulante y recuperó la energía necesaria para culminar su voto.

La historia de la Producción de Té en La India

En el Ramayana, una de las obras religiosas más importantes e influyentes de la India antigua presumiblemente escrita en el siglo III a. C., se han encontrado registros del uso del té como medicina.

Pero fue recién en 1823 cuando los ingleses desarrollaron la idea de cultivar el té en India. Cuando al

Mayor Robert Bruce, a cargo de la guarnición de Assam, le ofrecieron una infusión hecha con un arbusto local, Bruce encontró tal parecido con el té que envió algunas hojas de ese arbusto a ser estudiadas en Calcuta. Allí descubrieron que se trataba de una variedad local de la Camellia sinensis: la Camellia sinensis assamica. A partir de entonces se desarrolló la industria del té en la India de la mano de los ingleses y la camellia assamica comenzó a utilizarse en otras regiones productoras.

Hoy en día, las principales zonas productoras se encuentran al noreste del país (Darjeeling y Assam) y al sur de país (Karnataka, Kerala y Tamil Nadu).

Video: El Té en La India

Open chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, Mi nombre es Florencia. ¿En que te puedo ayudar? Dime, por favor, tu mail para ayudarte mejor.