Vamos a hablar de uno de los tés más caros de Japón: el Gyokuro. Se trata de un té verde de alta gama, elaborado con muchos cuidados para desarrollar un intenso sabor, cuerpo y textura. ¡Vamos a descubrirlo!

Perfil Sensorial

Este particular té japonés destaca porque, 21 días antes de la cosecha, las plantaciones son cubiertas con medias sombras, generando una mayor concentración de clorofila y L-theanina en las hojas, que resultan en un té de sabor mucho más dulce y refinado. Su licor es untuoso, de gran cuerpo, textura gruesa y aterciopelada con gusto principalmente a umami. En el ataque encontramos notas a algas marinas con un medio de vegetales crudos y cocidos como espinacas hervidas y coliflor, presentando luego, notas a limas, con final persistente y astringente.

Recomendación:

Bébelo caliente de la forma tradicional o si lo prefieres, frío y con hielo, ya verás lo refrescante que puede llegar a ser para esos días de intenso calor en el verano. También puedes usarlo en coctelería, macerado con alguna bebida blanca, asombrarás a tus invitados con tragos originales!

Maridaje:

Como muchos tés verdes japoneses, el Gyokuro es ideal para beber, maridando con pescados, comidas fritas y dulces.

Te invitamos a conocer más en la cata de té japonés

¿Te gustó este post? Compártelo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email
completa el formulario

Para más información

  • Cursos
  • Catas
  • Eventos