Cata de Té Japonés

En la cata de té japonés te proponemos sumergirnos en la cultura del Sol Naciente, una oportunidad única para descubrir las principales variedades de té japonés.

Durante la primera parte del encuentro, recorreremos las características del té japonés, su historia, regiones productoras, clima, relieve y formas de preparación. Te develaremos el por qué de su fama y las formas de reconocer un té japonés de calidad.

En la parte práctica, tendremos la oportunidad de experimentar la cata de los tés más importantes de Japón. Como siempre, realizaremos una cuidada selección de la más alta calidad para disfrutar de todo el abanico de sensaciones que nos ofrecen los tés del país Nipón.

No es necesario tener conocimientos previos. Sólo con reserva anticipada.

Cata de Té Japonés

La Leyenda Japonesa del Descubrimiento del Té

Cuenta la leyenda, que en el año 520 d.C. Bodhidharma, el vigésimo octavo patriarca del budismo y fundador de la forma de budismo zen o chán, viajó desde la India a China para predicar el budismo, sentándose frente a una pared para meditar durante nueve años. Pero un día se quedó dormido, y cuando despertó, enfureciéndose por haber cedido al sueño, se cortó los párpados arrojándolos al piso. De ahí creció una planta que luego serviría como medicina: el té.

Ni bien se descubrieron las virtudes medicinales del té en Japón, los primeros cultivos fueron destinados mayormente a estos fines, para más tarde comenzar a beberse de forma regular. Hoy el té en Japón es símbolo de su cultura y tradiciones. Te invitamos a descubrirlas en nuestra cata de té japonés.

La Producción de Té Japonés

En la actualidad, Japón se posiciona como el noveno productor de té del mundo. Sus principales zonas productoras son: Tokio (alrededores del Monte Fuji), Shizuoka, Kagoshima, Okabe y Uji.

La primera cosecha del té comienza entre abril y mayo (primavera), la segunda en junio (verano), la tercera en julio y la última se realiza en septiembre (otoño).

Aunque al principio la cosecha se realizaba a mano, hoy casi todas las plantaciones cosechan sus hojas con máquinas, lo cual permite que, junto con el proceso de fijación por escaldado, los tés japoneses tengan un sabor característico, con notas vegetales. Estos tés suelen ser más astringentes y menos dulces que los tés chinos, aunque algunos son intensamente dulces y tienen gusto a umami.

En Japón se produce mayormente té verde, pero cada vez más los pequeños productores elaboran tés negros.

Video: El significado del Té en Japón

¿Te gustó este post? Compártelo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on email
completa el formulario

Para más información

  • Cursos
  • Catas
  • Eventos