Descubre el té Kombucha, qué es y cómo se prepara

El llamado “Té Kombucha” ¿es realmente té? La Kombucha es un fermento probiótico elaborado en base a té endulzado, cada vez más consumido por quienes buscan una alimentación saludable por sus extensos beneficios para el organismo.

Té kombucha: ¿Qué es?

Técnicamente la Kombucha no es té sino una infusión o, mejor dicho, un fermento elaborado a base de té. Para conocer más sobre sus beneficios y propiedades, he consultado a especialistas que me introdujeron en las características de esta bebida que está encontrando su lugar en bares orgánicos, dietéticas y ferias saludables.

Se trata de un té probiótico fermentado naturalmente a partir del hongo SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast), sigla que significa cultivo simbiótico de bacterias y levaduras. Dicen que surgió hace más de 4 mil años en Manchuria, al noreste de China, y fue venerado por egipcios, mayas e incas por sus virtudes. Hoy lo podemos disfrutar en sus versiones frías o a temperatura ambiente.

El hongo kombucha

Kombucha Mature te

Según los especialistas, el “hongo” de aspecto gelatinoso que se forma en la Kombucha está compuesto por una colonia de microorganismos (bacterias y levaduras), como por ejemplo:

  • Acetobacter xylinum
  • Acetobacter xylinoides
  • Bacterium xylinum
  • Gluconobacter oxydans
  • Medusomyces gisevi
  • Pichia fermentans
  • Saccharomyces ludwigii
  • Saccharomyces apiculatus
  • Schizosaccharomyces pombe
  • Zygosaccharomyces bailii

Cómo hacer kombucha?

Ese hongo debe ser alimentado con té y azúcar para que produzca el fermento. “El mejor es el té negro, pero también se puede hacer con té verde, blanco, oolong y puehr”, dice Miguel Ángel y me explica los pasos a seguir: “Se realiza una primera fermentación de dos semanas con el hongo iniciador y un poco del líquido original, junto con té y azúcar; aproximadamente una taza de azúcar cada cinco litros de líquido. Luego se saca la mitad de la bebida y se completa con la misma cantidad de té con azúcar. Se embotella y se espera por lo menos dos semanas a temperatura ambiente”.

Larissa Fraida, una de mis alumnas de Sommelier de Té de Brasil, comercializa Kombucha con su propia marca Dr. Bao Kombucha y me cuenta que “el proceso de fermentación puede variar de 7 a 30 días.

Durante ese tiempo, las bacterias se alimentan del azúcar y de la cafeína del té, y así la bebida se convierte en un té probiótico naturalmente gasificado y lleno de beneficios para la salud. Después de este proceso, puede tener una segunda fermentación con infusión de frutas, hierbas y especias para ganar sabores variados”. Es una muy buena opción para reemplazar las bebidas gasificadas

Para hacer té Kombucha, primero debemos conseguir el hongo SCOBY que, como me cuenta Miguel Ángel Castro, productor de Neptune Kombucha,  “se regala y se va pasando de mano en mano, aunque también se consigue en algunas dietéticas”.

La kombucha: Preparación

Té Kombucha Preparación

Los especialistas me dicen que el té Kombucha se puede tomar frío o a temperatura ambiente. “Hay que empezar de a poco. Unos 150 ml están bien para ver cómo sienta en el cuerpo y luego ir sumando más cantidad. Por la mañana es muy bueno, pero se puede tomar en cualquier momento del día”, explica Miguel Ángel.

Su sabor es levemente ácido, “recuerda al gusto de la sidra o un fermento de manzana”, afirma el productor de Kombucha. Por sus propiedades y método de preparación, el té Kombucha es muy saludable, la única contraindicación que resaltan los especialistas es que, si bien es apto para diabéticos, por su cantidad de azúcar deben tener precaución y saber que cuanto más tiempo de fermentación tiene, es menor la cantidad de azúcar que retiene.

Kombucha: propiedades y componentes

La marca Bio Kombucha de España asegura que gran parte de las propiedades saludables de la Kombucha se deben a sus componentes, que han sido verificados científicamente:

  • Vitaminas del grupo B, ácido fólico, C, D, E y K
  • Enzimas como la invertasa, la sacarasa, la amilasa, la catalasa, etc.
  • Ácidos orgánicos esenciales como el ácido láctico, ácido tartárico, ácido cítrico, ácido acético, ácido glucorónico, ácido carbónico, ácido úsnico, etc.
  • Levaduras y polisacáridos, además de la cafeína cuando se elabora en base a té o yerba mate).

A su vez, contiene “vitaminas A, C K, y enzimas digestivas”, agrega Larissa y explica que “un nivel óptimo de vitaminas mantiene el estrés y la ansiedad en el límite, alivia el síndrome premenstrual y mejora la memoria; las enzimas, por otro lado, son imprescindibles para descomponer el alimento en moléculas para que los nutrientes puedan ser absorbidos con más facilidad”.

La marca española asegura que la presencia de ciertos componentes funcionales “dependen del té o infusión que se utilice para elaborar la kombucha. Por ejemplo, el Rooibos contiene hierro, potasio, zinc, manganeso, cobre, calcio, magnesio, fluoruro.”

Beneficios del té Kombucha

Por ser una bebida probiótica, la Kombucha tiene todos los beneficios de las infusiones que incluyen bacterias vivas saludables:

  • Contribuyen al bienestar emocional
  • Alivian el intestino irritable
  • Activan las defensas del cuerpo
  • Regulan la flora intestinal
  • Equilibra la acidez en el cuerpo
  • Ayuda a reducir el colesterol

Su fermentación a base de té le da todos los beneficios de la planta Camellia Sinensis (ayuda a controlar el colesterol, a reestablecer la flora intestinal y tiene propiedades antioxidantes, entre otros). Pero, a su vez, Miguel Ángel Castro destaca que la Kombucha posee estas propiedades que benefician la salud en:

El aparato digestivo: regula su actividad, disminuye el estreñimiento, ayuda a curar úlceras estomacales, enfermedades internas del intestino grueso y delgado.

La circulación sanguínea y el corazón: ayuda a la regeneración de las paredes celulares, paulatinamente ayuda a bajar los niveles de colesterol, previene las enfermedades coronarias, arteriales y paros cardíacos, contribuye al mejoramiento de la irrigación sanguínea, ayuda a eliminar la urea tomándolo diariamente, estabiliza los niveles de glucosa en sangre.

Las enfermedades relacionadas con la piel: puede eliminar o favorecer una mejora pronunciada de la psoriasis, mejora el aspecto y la frescura de la piel.

Problemas del aparato respiratorio: refuerza el sistema inmunológico, alivia las bronquitis y casos de asma.

Enfermedades propias de la vejez: contribuye a mejorar la movilidad en las extremidades en casos de artritis, colabora en la recuperación muscular, disminuye notablemente las molestias de la menopausia, elimina el agotamiento mental, stress, dolores de cabeza, ayuda a los riñones y vesícula, limpiándolos para su mejor funcionamiento, y ayuda a mejorar la visión.

Con tantas propiedades, habrá que buscar quien nos regale el hongo SCOBY y comenzar a consumir este fermento probiótico que popularmente es llamado por todos té Kombucha.

Catas de Té Blanco

Cata de té blanco

La cata de té blanco es una oportunidad para descubrir uno de los tipos de té más delicados y complejos del mercado. Es un encuentro en el que haremos la cata de diferentes tés blancos de diversos orígenes.

En la cata de té blanco te invitamos a saborear diferentes tés de esta variedad, de diversas características. El evento consta de una parte teórica y una parte práctica en la que realizaremos la cata de diferentes tipos de té blanco, algunos clásicos y otros raros, difíciles de encontrar.

¿Qué es el Té Blanco?

El té blanco es de los más sutiles, y a su vez es una de las clases de té que ofrece mayor complejidad cuando analizamos su perfil sensorial. Por eso te invitamos a descubrirlo de la mano de los sommeliers de té que forman el equipo de especialistas del Club.

Debido a que muchos de estos tés tienen gran contenido de brotes (hojas incipientes, que aún no se han desarrollado como tales), su precio es de los más altos del mercado, ya que resulta más difícil su recolección.

El nombre de este tipo de té se debe a que la planta del té provee a los brotes jóvenes de una capa de pelusa o vellos llamados “tricomas” o “pekoe” que le dan el aspecto blanco-plateado a las hebras de este tipo de té. Imaginemos estar en un campo sembrado con plantas de té. Para recoger los pequeños brotes, que suelen medir entre 1 y 2,5 centímetros de longitud) es necesario realizar un trabajo manual muy delicado, que generalmente está hecho por mujeres.

Una popular leyenda asegura que jóvenes doncellas del imperio de China se dirigían a los jardines sagrados del té, recolectaban las hojas con tijeras de oro, preparaban el té con especial cuidado y arte utilizando con agua muy pura y a continuación servían la infusión en la taza del Emperador. Nadie sabe a dónde se encuentran esos jardines sagrados, cuna de ese té, pero según dicen, “los pocos que lograron descubrir el misterio fueron inmediatamente ejecutados…” (Opio, Maxence Fermine).

Origen del Té Blanco

Hoy sabemos con certeza que los mejores tés blancos vienen de China, en particular de la provincia de Fujian, aunque algunas otras provincias chinas y otros países también lo elaboran, como Sri Lanka (con su Ceylon Silver Needles), India, Nepal yMalawi entre otros.

Muchos tés blancos se encuentran aromatizados con jazmín, debido a que pocos paladares son capaces de descubrir el abanico de sabores que se encuentran en esta variedad. En esta cata de té blanco te desafiamos a descubrirlo! Recuerda que aunque no tengas experiencia en la cata, en este evento te guiará un sommelier de té experto para experimentar el té blanco con todos los sentidos.

Cata de té blanco

Propiedades y Beneficios del Té Blanco

El té blanco es conocido como “el té de la belleza” ya que posee importantes propiedades antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres, responsables del proceso de degradación de las células. Parte de las propiedades de los antioxidantes del té blanco es su efecto antiage (antiedad), es por eso encontramos tantos productos de belleza que contienen té blanco, como cremas, lociones, perfumes y hasta suplementos para dietas.

Beber varias tazas de té blanco por día hace que incorpores a tu organismo estos antioxidantes y puedas aprovechar de su importante efecto sobre la salud y la piel. Aprende más sobre este tema en la cata de té blanco!

Leyenda sobre el Descubrimiento del Té Blanco

Cuenta la leyenda que en Fujian, al sudeste de China, una vez hubo una gran sequía hizo que el pueblo no pudiera hacer uso de sus cosechas durante varios períodos de tiempo.

Luego hubo una plaga, que causó muchas muertes. Los ancianos analizaron esta situación y vieron que no sobrevivirían mucho tiempo así. Por lo tanto enviaron a los jóvenes del lugar a una montaña, a donde había un pozo a donde vivía el dragón, para robarle una planta sagrada que curaría todos los males.

Muchos valientes jóvenes fueron a la montaña en busca de la planta mágica, pero ninguno regresó con vida, porque el pozo estaba protegido por este peligroso dragón negro.

Así es como tres hermanitos (dos varones y una mujer) también se lanzaron a la aventura de la búsqueda del árbol sagrado. El hermano mayor partió primero, y nunca regresó. El segundo hermano varón también fue a la montaña del dragón a conseguir la planta milagrosa, pero tampoco regresó. Por último la hermana mujer tomó coraje y fue a la aventura. Cuando llegó a la montaña del pozo del dragón descubrió a sus hermanos convertidos en piedra. No sabemos cómo, pero muy hábilmente la hermanita logró robarle la planta al dragón y rescatar a sus hermanos, volviéndolos a la vida.

Luego plantó las semillas en la tierra volviéndola fértil. Luego los enfermos del pueblo se sanaron. A partir de ese día todas las plantas de Fujián fueron plantas de té. Te invitamos a descubrir más en la cata de té blanco!

Variedades del Té Blanco

Comparado con tipos de té como el verde o negro, de los que existen literalmente cientos de variedades en el mundo, según el tipo de cosecha, período del año a donde se recogen las hojas, cultivar, procesos de elaboración, etcétera, el té blanco es uno de los que se han desarrollado menos variantes.

Los tés blancos más conocidos son:

  • Silver Needles (también conocido como Yin Zhen o Bai Hao Yin Zhen) es originario de Fujian, China. Se trata de un té blanco compuesto únicamente por los brotes tiernos de la planta cubierto por pelitos llamados tricomas, por eso su color el plateado.
  • Pai Mutan (o Bai Mu Dan) es otro té de Fujian, China, compuesto por una mezcla de brotes y hojas. Las hojas tienen tonalidades verdosas, amarillentas, plateadas y amarronadas.
  • Gong Mei es un té blanco de Fujian, China, similar al Pai Mutan pero con hojas de inferior calidad.
  • Shao Mee (o Shou Mei) es un té similar también al Pai Mutan y al Gong Mei, pero sus hojas son aún de inferior calidad. Se observan hojas rotas de distinto tamaño, polvo y tallos.

Notas de Cata del Té Blanco

En cuanto a su perfil sensorial, comparado con los demás tipos de té, el té blanco es el más delicado y sutil. Toma un poco de tiempo y estudio del análisis sensorial del té, pero con la práctica todos estamos capacitados para descubrir ese inmenso abanico de aromas que despliegan estos fabulosos tés, que pueden ir desde las notas a miel, a rosas, a vegetales cocidos y a pan tostado.

¿Cómo preparar el Té Blanco?

Para una correcta preparación del té blanco, recomendamos utilizar el agua a una temperatura de entre 75º y 85º y una infusión de 3 a 5 minutos, dependiendo del té que vayamos a beber. Anímate a probarlo!

Maridaje para el Té Blanco

Si quieres descubrir todo el encanto del té blanco, recomendamos beberlo sólo (sin acompañamiento) para que nada interfiera en tu experiencia sensorial y disfrute de este delicado té.

Pero si deseas acompañarlo con alguna comida, debes buscar un alimento muy delicado que no tape el sutil sabor del té. Un bowl de arroz blanco, una tarta de ricota o pastelería vienesa sin chocolate podría ser una buena armonización para tu té blanco.

Video: Tipo de Teteras

Catas de Té Comprimido

Cata de té

En la cata de té comprimido te invitamos a viajar al origen de la milenaria ruta del té en China y descubrir este maravilloso té.

Desde la dinastía Tang (618-907 d.C.), China comenzó a utilizar el té comprimido para facilitar su transporte en grandes cantidades a caballos y mulas a través de la antigua ruta del té, y para que éste ocupara menos espacio. De esa manera, los fabricantes que enviaban su producto a los pueblos de la frontera con China y a los países vecinos, comenzaron a comprimir las hojas del té en diferentes formas: el Bĭngchá (饼茶) es té comprimido en forma de disco redondo y achatado; el Túochá (沱茶) es el té con forma de nido o de bowl y el Zhuānchá (砖茶) es el té compactado en forma rectangular.

Durante la cata de té comprimido conoceremos más sobre la apasionante historia de este té y realizaremos la cata de tés compactados de distinto tipo: blancos, verdes, negros, fermentados (conocidos como Dark Teas) y blends de distinta forma.

No es necesario tener conocimientos previos. Reservas solo por venta anticipada.

Cata de té

Cómo preparar el Té Comprimido

Para preparar el té comprimido, en primer lugar debemos despegar las hebras de té con un punzón o en su defecto con un cuchillo, cuidando de que no se rompan.

Una vez que tenemos la cantidad de hebras que necesitamos para realizar la infusión, las mismas deben enjuagarse antes de ser consumidas, es decir, se deben remojar en agua caliente a la temperatura indicada para ese tipo de té y luego desechar esa agua. Finalmente, se debe infusionar el té durante el tiempo adecuado y luego, disfrutarlo!

Video: ¿Cómo preparar el Té Comprimido?